Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

De la planta al producto acabado

El estilo de vida actual nos exige ser cada vez más operativos y prevalece el sentimiento de volver hacia lo natural. Por eso, en los últimos años, los enfoques ancestrales son hoy valorados y vuelven a estar de actualidad. Así, volvemos la mirada atrás, hacia las plantas y sus propiedades medicinales.

Interés creciente por las plantas

En los países industrializados, el interés por las plantas medicinales y los productos derivados de ellas aumenta constantemente. Y en los años venideros, este interés seguirá creciendo. Los consumidores buscan productos más sanos y naturales para cuidar su salud, encontrando una gran variedad de plantas que ofrecen multitud de posibilidades.

Sector de alto potencial

En Europa, destaca Francia, un clásico en la producción de plantas medicinales desde hace siglos. Este mercado incluye plantas para la industria cosmética, plantas aromáticas y plantas medicinales. La naturaleza esconde todavía muchas utilidades de las plantas, aún por descubrir.

El uso de plantas

En Europa, el uso de las plantas se ha extendido cada vez más en los últimos años y cada persona lo utiliza de distintas formas. Algunos los usan a diario, por ejemplo, en forma de aceites esenciales para perfumar, limpiar o aliviar males menores de la vida diaria. Otros los usan más ocasionalmente, en cambios estacionales o cuando surge la necesidad. Infusiones, decocciones, cápsulas, comprimidos... las plantas están disponibles en multitud de formas para adaptarse a nuestro estilo de vida actual. Cada una tiene sus propias utilidades y merece la pena descubrirlas.

Cosecha de plantas

Las plantas medicinales pueden venir de todas partes del mundo, pero los lugares donde se cultivan y cosechan varían mucho dependiendo de la especie. Algunas especies sólo crecen en un área específica, por lo tanto, deben ser recogidas allí, respetando los ciclos naturales de crecimiento y buscando el mejor momento para obtener todo su potencial y asegurar su calidad.

Control de plantas

Existen numerosos centros de investigación centrados en los activos vegetales y, gracias a ellos, cada vez sabemos más sobre plantas medicinales. Su principal objetivo es mejorar el proceso de transformación de la planta medicinal desde los campos de cultivo hasta el producto final, que se encuentra en las farmacias.

Un paso clave en este proceso de control es el desarrollo de métodos analíticos. Estos análisis tienen sobre todo por objeto garantizar una calidad constante, permitiendo asegurar una concentración óptima de principios activos y, también, garantizando la ausencia de impurezas.

También se han implementado métodos de análisis que permiten clasificar mejor las plantas o identificar una planta que aún no ha sido referenciada. Dichos métodos de análisis están incluidos en las monografías de plantas medicinales de la Farmacopea Europea.

Fabricación de productos terminados y procesamiento en planta

Para garantizar la calidad de los productos acabados, no sólo es importante la calidad de las materias primas, sino también el control durante la fabricación, a lo largo de todos los procesos productivos. Los productos a base de plantas deben cumplir con normas oficiales como la ISO 22000, que garantiza que los complementos alimenticios distribuidos por los laboratorios de Arkopharma cumplen con todos los requisitos de seguridad y calidad alimentaria.

El primer paso en la transformación de las plantas es en principio el secado que tiene como objetivo eliminar la humedad. Proporciona un secado suave y bastante rápido.

Posteriormente hay que someter las plantas a un proceso de tamizado, para eliminar aquellas partes no deseadas. Una vez clasificadas, las plantas se empacan en bolsas grandes y se almacenan en una sala adecuada. A continuación, se utilizan balanzas de precisión para preparar mezclas de plantas, según las especificaciones determinadas previamente.

Proceso de estandarización

La estandarización de los procedimientos para obtener el producto final desde la planta fresca es un proceso muy complejo que varía considerablemente de una planta a otra. Los métodos analíticos requeridos son distintos para cada planta que, según sus especificaciones, estarán basadas en los contenidos de principios activos (conocido según historial de datos a lo largo de varios años).

El producto acabado: el complemento alimenticio

Los complementos alimenticios se definen como fuentes concentradas de nutrientes, es decir, vitaminas, minerales o sustancias con propiedades fisiológicas o nutricionales. También pueden contener plantas medicinales que se usan para complementar la dieta normal de una persona.

Estos complementos alimenticios se pueden encontrar en forma cápsulas, ampollas, sobres, fluidos, etc. Los complementos alimenticios están destinados a complementar la dieta normal, no obstante, no debemos olvidar seguir una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

En determinadas ocasiones, es recomendable tomar complementos alimenticios. Por ejemplo, durante el embarazo, los médicos aconsejan a las mujeres embarazadas que tomen suplementos de hierro, calcio y vitamina B9, nutrientes que ayudan a asegurar un embarazo saludable.

 

¿Sabías qué…?

Los complementos alimenticios no deben sustituir nunca por una dieta equilibrada y saludable. Además, es esencial leer atentamente la etiqueta de los complementos alimenticios antes de su uso.  Algunos ingredientes pueden no ser recomendados en determinados  casos, por ejemplo, cuando se toman algunos medicamentos.

Sigue siempre las recomendaciones de uso y la dosis diaria recomendada en las etiquetas. Y no olvides preguntar siempre a tu farmacéutico.