La alcachofa adelgaza: ¿mito o realidad?

La alcachofa adelgaza: ¿mito o realidad?
04/12/2023
LA ALCACHOFA ADELGAZA: ¿MITO O REALIDAD?

¿Sabías que España es el segundo país europeo, tras Italia, que más alcachofa consume? Según la asociación Alcachofa de España, los españoles ingieren 3 kilos por persona al año de esta hortaliza y uno de cada tres ciudadanos la incluyen en su menú al menos una vez a la semana, en parte, por su sabor y, en parte, por los beneficios que aporta este alimento de origen mediterráneo en el organismo. Ahora bien, ¿es tan saludable como dicen?, ¿qué propiedades tiene?, ¿realmente la alcachofa adelgaza?... ¡Resuelve todas tus dudas en el siguiente artículo!

¿Es cierto que la alcachofa adelgaza?

Tradicionalmente, la alcachofa se ha asociado con el control de peso. Incluso da nombre a una dieta: la dieta de la alcachofa. Y es que la Cynara scolymus es un clásico de todo programa de control de peso por el gran porcentaje de agua, el bajo aporte calórico y la excelente concentración de nutrientes de sus hojas con efectos saciantes, depurativos y diuréticos. Por no hablar, claro está, de la versatilidad en la cocina y el atrayente sabor de esta variedad no espinosa del cardo salvaje.

Así, 100 gramos de alcachofa suponen apenas 44 kilocalorías, ya que el 88% de su contenido es agua, según la Federación Española de Nutrición. El 12% restante está representado principalmente por hidratos de carbono, entre los que destaca la inulina y la fibra, proteínas, vitaminas y minerales, como el potasio, fósforo, sodio y calcio, entre otros componentes.

¿Qué beneficios tiene la alcachofa para bajar de peso?

Es por este reducido porcentaje de calorías por lo que se suele decir que la alcachofa adelgaza, aunque es importante dejar claro que ningún alimento por sí mismo es capaz de provocar pérdida de peso. Para conseguir reducir la grasa y rebajar los kilos de más, como bien sabes, hay que conjugar dieta equilibrada y hábitos saludables…

En las hojas de la alcachofa además encontramos principios activos con diferentes propiedades que pueden ayudarte a detoxificar tu organismo, mejorar tu digestión y controlar tu peso. ¿Cuáles son?

  • Es altamente saciante. Al ser rica en fibra, la alcachofa es muy saciante. Así, con muy pocas calorías puedes sentirte satisfecho, optimizando ese déficit calórico que buscas cuando deseas recuperar tu figura. La clave está en la inulina, un tipo de fibra soluble que se asocia con la regulación del metabolismo de los lípidos y la pérdida de peso.
     
  • Bloquea la absorción de grasas. Junto a esto, las hojas de la alcachofa contienen también cinarina. Se trata de una sustancia con efecto hipoglucémico que aumenta la capacidad de tu organismo de descomponer y eliminar las grasas, evitando que se acumulen, principalmente en el perímetro de la cintura.
     
  • Mejora el tránsito intestinal. De nuevo la fibra es la responsable de que se diga que la alcachofa adelgaza, ya que favorece el vaciado intestinal, cuida la microbiota y reduce el riesgo de estreñimiento. Y es que 100 gramos de esta verdura contienen 2 gramos de fibra.
     
  • Es un gran diurético. Otro factor a destacar en la inclusión de la hoja de la alcachofa en las dietas son sus propiedades diuréticas, generadas en gran medida por su contenido en potasio. Es decir, esta planta incrementa la evacuación de orina, lo que disminuye la retención de líquidos y propicia la salida del organismo de toxinas indeseadas.

Y si la alcachofa adelgaza, debes saber que no son los únicos efectos beneficiosos para tu cuerpo. En este sentido, esta planta está también implicada en la mejora de la salud cardiovascular, por la presencia de flavonoides; en la lucha contra el colesterol malo, gracias a los fitoesteroles que contiene la hortaliza; o en la disminución del impacto de los radicales libres en el envejecimiento de la piel, debido a la vitamina A que contiene. De hecho, proporciona la misma cantidad de antioxidantes que una copa pequeña de vino o un puñado de arándanos, según una investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition.

¿Cómo se toma la alcachofa para bajar de peso?

En cuanto a la forma de introducir esta planta de tallo estriado en tu menú, existen diferentes opciones, desde la flor de la alcachofa cocinada en diferentes recetas, hasta infusiones de hojas pulverizadas o mediante la ingesta del extracto seco, blando o acuoso. No obstante, una excelente forma de consumirla cómodamente es a través de complementos alimenticios, pues la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aprueba su uso para ayudar a regular el peso y eliminar toxinas.

En el caso de Arkocápsulas® Alcachofa, esta solución 100% natural te ayudará a facilitar tu digestión, a promover una buena función biliar, a mantener el buen tránsito y la función intestinal y a tener un hígado sano gracias a su efecto hepatoprotector. Esto es debido a su composición a base de hoja de alcachofa (Cynara scolymus L.), que contribuye al control de peso, al mantenimiento de los niveles de lípidos sanguíneos y a la eliminación de toxinas. ¿Quieres comprobar cómo la alcachofa ayuda a controlar tu peso de forma segura, sencilla y cómoda? Prueba Arkocápsulas® Alcachofa BIO.

#Laeficacianatural