Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Cannabis sativa, una solución natural para reducir la inflamación

cannabis-sativa-aceite

La inflamación es una respuesta natural de nuestro sistema inmunitario ante una infección o lesión. Cuando nuestro organismo detecta una agresión, ya se trate de una herida, virus, bacterias o sustancia tóxica, se pone en marcha un proceso inflamatorio agudo que impide que la afección siga avanzando, contribuye a reparar el tejido afectado y elimina las células dañadas.

Sin embargo, cuando la inflamación persiste a lo largo del tiempo se vuelve nociva y termina dañando los tejidos, por lo que se ha relacionado con el desarrollo de patologías como la artritis reumatoide. En otros casos la inflamación es el resultado de una enfermedad, como la artrosis, y se localiza en zonas específicas del cuerpo.

Tratar la inflamación es fundamental para aliviar los síntomas asociados y evitar que siga causando daños. Una solución segura y eficaz para reducir la inflamación consiste en recurrir a complementos naturales elaborados a base de cannabis sativa.

Doble acción: Prevenir y aliviar la inflamación

La planta de cannabis se utiliza con fines medicinales desde hace siglos. Los médicos de la antigua China la usaban para tratar la malaria y los síntomas menstruales y durante la época medieval se utilizaba para calmar el dolor y controlar la epilepsia. Ahora la ciencia está rescatando esa sabiduría ancestral y ha comenzado a utilizar algunos compuestos de esta planta para tratar la inflamación.

A diferencia de otras plantas y alimentos, el aceite de semilla de cáñamo destaca por su elevado contenido de ácidos grasos poliinsaturados y el equilibrio ideal entre los omega 3 y 6. Estos ácidos grasos esenciales tienen una doble acción. Se ha comprobado que pueden inhibir hasta el 90 % de las sustancias con propiedades inflamatorias y promueven la síntesis de moléculas resolutivas de los procesos inflamatorios. Por tanto, son eficaces tanto para prevenir como para aliviar la inflamación.

Investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Urmia profundizaron en su mecanismo de acción y descubrieron que el aceite de semilla de cáñamo “aumenta significativamente el porcentaje de ácidos grasos esenciales en la membrana celular del bazo y la sangre”. Eso significa que ejerce una acción reparadora y protectora sobre la estructura de las membranas celulares contrarrestando los efectos de la inflamación.

Por eso, podemos usar el aceite de semilla de cáñamo para aliviar y/o prevenir la inflamación que causan diferentes trastornos de carácter crónico, desde la esclerosis múltiple hasta la artritis, según comprobó otro estudio desarrollado en la Universidad de Ciencias Médicas de Tabriz, en el cual también se apreció que este compuesto disminuye las recaídas y mejora el funcionamiento inmunitario.

Protege el cerebro y alivia el estrés

Los ácidos grasos omega 3 y 6 también son esenciales para el funcionamiento del cerebro y nuestro equilibrio emocional. Se conoce que las personas con ansiedad tienen niveles más bajos de ácidos grasos poliinsaturados en sangre. En cambio, una revisión en la que se analizaron los datos de más de 2 000 pacientes concluyó que “los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir los síntomas de la ansiedad”.

El aceite de semilla de cáñamo no solo combate la ansiedad, también nos protege de los efectos del estrés. Investigadores de la Universidad de Shandong constataron que este extracto concentra compuestos activos que protegen el cerebro de la inflamación, lo cual contribuye a contrarrestar la respuesta inflamatoria que desencadenan las hormonas del estrés.

Para aprovechar esos beneficios, Arkocápsulas®, la gama de fitoterapia personalizada número uno en ventas, ha creado Arkocápsulas® Cannabis Sativa. Se trata de las primeras cápsulas de aceite de cannabis sativa con ingredientes y excipientes 100 % naturales de origen botánico, sin gluten ni conservantes.

Con certificación BIO, el aceite de las semillas de cáñamo se obtiene de la primera presión en frío para asegurar su máxima calidad. El resultado es una fórmula exclusiva que actúa respetando al máximo tu organismo, de manera que puedes tomar una cápsula en el desayuno con un vaso de agua.

Arkocaps Cannabis

Arkocápsulas® Cannabis Sativa

Complemento alimenticio con ingredientes 100% vegetales, con propiedades antiinflamatorias. Libre de THC.

Encuéntralo en tu farmacia