Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Alcachofa

Detoxifica, digestiones pesadas, ayuda a controlar el peso.

Esta planta es en realidad una variedad no espinosa del cardo salvaje de las regiones mediterráneas. De ella consumimos la flor aunque son sus hojas las que le confieren sus importantes propiedades terapéuticas.

Facilitar la pérdida de peso y la digestión.

Su acción colerética (que aumenta la secreción biliar) se atribuye a una sustancia amarga y aromática: la cinarina. Es especialmente útil en el caso de congestión o hígado perezoso, ictericia y mala digestión de las grasas. Al estimular la secreción biliar, facilita la digestión. La hoja de la alcachofa contiene además esteroles, magnesio, potasio... compuestos que actúan en sinergia con la cinarina. Por ello, conviene utilizar el polvo criomolido, ya que garantiza la integridad de todos sus componentes.

La alcachofa estimula la regeneración de las células del hígado cuando éstas están expuestas a diversas toxinas. Por otro lado, ayuda a perder peso y gracias a su actividad depurativa resulta muy interesante como detoxificante. También ayuda a reducir los niveles de lípidos en sangre.

Precaución: como todas las plantas que estimulan la vesícula, la alcachofa no debe ser utilizada en caso de obstrucción de las vías biliares o piedras en la vesícula.