Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Fibra y plantas para un buen tránsito intestinal

¿Tus actividades diarias afectan a tu tránsito intestinal? ¿Sientes pesadez? ¿Tu tránsito es lento o irregular? ¿Notas hinchazón? ¿Necesitas vaciar el intestino?

des fibres et des plantes pour un bon confort intestinal

La función de la fibra en el tránsito intestinal

Añadir fibra a tu dieta puede ayudarte a mejorar el tránsito intestinal. El consumo de fibra recomendado es de entre 25 y 30 gramos al día. Sin embargo, en Francia, el consumo medio es de solo 18 gramos al día, es decir, aproximadamente la mitad de la dosis diaria recomendada.

Una dieta variada y equilibrada, con la cantidad suficiente de fibra, facilita la digestión. Los alimentos ricos en fibra como la avena, la cebada o el centeno estimulan el tránsito intestinal y mejoran la evacuación.

Algunas plantas, como el ruibarbo, la ciruela pasa, la malva o el salvado de trigo pueden tener un efecto beneficioso sobre el tránsito intestinal.

  • El ruibarbo, ooriginario de China y del Tíbet, crece durante la primavera y el otoño en suelos bien canalizados.
  • Las semillas de malva, estimulan el recorrido del bolo alimenticio y constituyen un remedio suave contra el estreñimiento.
  • La ciruela pasa, es un fruto seco rico en fibra que ha sido reconocido tradicionalmente por sus propiedades para mejorar el tránsito y que ayuda a conservar el buen funcionamiento del intestino (con un consumo diario de 100 gramos).
  • La fibra de salvado de trigo contribuye a mejorar la evacuación.

Algunas recomendaciones para mejorar tu tránsito

Optar por una dieta más rica en fibra, con un mayor consumo de legumbres (lentejas, garbanzos, habas, judías), verdura rica en fibra (espinacas, hinojo, apio, remolacha), cereales integrales (trigo, arroz), pan o biscotes de salvado o cereales integrales, frutos secos (ciruelas pasas) y fruta fresca (ciruelas, frambuesas, moras).

Comer a horas fijas: hay que «educar el tránsito»

Beber mucha agua (alrededor de 1 litro y medio al día) y consumir más agua rica en magnesio (con más de 50 mg por litro).

Reducir el consumo de alcohol, especias y café.

⊝ Evitar los alimentos muy grasos o con mucho azúcar.

No posponer el momento de ir al cuarto de baño. En la medida de lo posible, no esperes o dejes que pase el tiempo.

Hacer ejercicio de forma regular: la actividad física estimula el apetito y la actividad del colon.

Consumir ruibarbo, malva, ciruela pasa y salvado de trigo en forma de complemento nutricional; estos componentes facilitan el recorrido del bolo alimenticio y ayudan a regular el tránsito intestinal.