Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Remedios naturales para los sofocos

Los sofocos se sienten sobre todo en la cara, cuello, pecho y tórax. Hay plantas que pueden ayudar a calmar estas molestias, frecuentes durante la menopausia. Pero, ¿cuáles son?

Bouffées de chaleur

En los periodos de premenopausia y postmenopausia, los sofocos pueden aparecer tanto de noche como de día. De duración muy variable, son inofensivos pero pueden hacerse molestos en la vida diaria, tanto personal como profesional, especialmente porque suelen ir acompañados de escalofríos, rubor y sudores.

Unidas a un estilo de vida sano (actividad física regular, dejar de fumar), algunas plantas pueden ayudarte a pasar este mal trago.

Plantas refrescantes

En fitoterapia, tres plantas demuestran ser particularmente útiles contra los sofocos:

Salvia
(Salvia officinalis)

sauge

La salvia, frecuentemente utilizada en fitoterapia para facilitar la digestión, también es una gran aliada contra las molestias de la menopausia, especialmente los sofocos.

Dong quai
(Angelica sinensis)

Esta planta es considerada en la práctica tradicional china como «la planta de la mujer», dado que le permite vivir serenamente su feminidad a lo largo de toda la vida. Contribuye al buen funcionamiento  del sistema urogenital y al bienestar de la mujer.

Trébol rojo
(Trifolium pratense)

trefle rouge

Esta planta se denomina todavía «cola de zorro» en algunas regiones del sur de Francia a causa de su sumidad floral, fácilmente reconocible en verano. Es una hierba perenne de Europa Central que crece sobre suelos calcáreos irrigados o rocosos. Se cultiva desde hace siglos como forraje, pero también se la conoce por su acción beneficiosa sobre los problemas de la mujer. El trébol rojo se utiliza en fitoterapia para ayudar a las mujeres a afrontar las molestias asociadas a la menopausia, sobre todo los sofocos. El trébol rojo contiene isoflavonas.