Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Evitar el sobrepeso en la menopausia

Cada vez vivimos más, y con la esperanza de vida ha aumentado también la preocupación por cuidarse y sentirse bien en edades más avanzadas. Hacer deporte, seguir una dieta equilibrada y querer sentirse bien físicamente ya no solo es cosa de veinteañeros. Cada vez más, las mujeres que no tienen la regla y están o han pasado la menopausia se esfuerzan por mantener la línea, momento en el que deben evitar el sobrepeso y la retención de líquidos. Una buena ayuda para este propósito son las isoflavonas.

Cómo afecta al cuerpo la menopausia

Para entender y saber qué es lo que hay que hacer para estar en forma y sentirse bien, es necesario comprender qué es la menopausia. Se trata de un trastorno hormonal que produce el fin de la menstruación. Podemos hablar de menopausia cuando hay falta de regla durante al menos 12 meses consecutivos. Los síntomas que pueden aparecer debido a este cambio hormonal son: sofocos, insomnio, dolores de cabeza, cambios de humor, sequedad vaginal, hipertensión, colesterol alto e incontinencia urinaria.

Además de todo lo anterior, se produce un aumento de peso, como en todo cambio hormonal. Este aumento de peso se debe a tres factores muy importantes: ralentización del metabolismo, mayor apetencia por los alimentos dulces y retención de líquidos. Por este aumento de peso, es importante seguir unas pautas para mantenerse en el peso ideal, tanto por estética como por salud. Además, la menopausia se produce en una edad en la que el riesgo de sufrir problemas como la diabetes o el aumento de colesterol en sangre se incrementa.

Trucos para mantenernos en nuestro peso durante la menopausia

  1. Realizar 5 comidas al día para evitar picoteos, principalmente dulces, muy apetecibles durante la menopausia. Estos dulces conllevan al aumento de la cantidad de azúcar en sangre (glucemia), y con ello el almacenamiento de grasa, además del riesgo de padecer diabetes.
  2. También, para evitar el aumento de peso, conviene hacer algo de deporte. No tiene por qué ser intenso, sino algo ligero, como caminar, que mantendrá el normal metabolismo (ya que se ralentiza con los años) y ayudará a mantenerse en forma quemando calorías.
  3. Beber una cantidad abundante de agua. Otra de los problemas asociados a la menopausia, como decíamos, es la retención de líquidos (también debido al trastorno hormonal). Por ello, beber abundante liquido nos ayudará a eliminar toxinas y a evitar la hinchazón que se produce, sobre todo, a nivel abdominal.
  4. Utiliza un complemento alimenticio que contribuya a sentirte como hace veinte años. Las cápsulas de Alcachofa y las isoflovonas son buenas para eliminar la retención de líquidos y para mantener el equilibrio hormonal. Si lo que tienes son sofocos y quieres contribuir a evitar esos momentos tan desagradable, es preferible tomar el suplemento salvia.

¡Por una menopausia en positivo! ¡Cuida tu peso! #PásateALoNatural