Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Resfriados y molestias invernales: ¿Qué ayudas naturales hay?

Para evitar las molestias del invierno, piensa en las plantas. Pero ¿cuáles debemos elegir para recuperar el bienestar respiratorio ?

Ayudas para tu sistema inmunitario

Equinácea
(Echinacea purpurea)

Echinacée

Esta planta, que crece principalmente en las partes central y oriental de América del Norte, está destinada a las personas que deseen mantener las defensas de su organismo. Los amerindios fueron los primeros en utilizarla contra las molestias respiratorias. La equinácea, que florece de junio a septiembre, ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunitario, para afrontar lo mejor posible las molestias del invierno.

Acerola
(Malpighia glabra)

La acerola, un pequeño fruto rojo parecido a una cereza, cultivado en América del Sur (sobre todo en Brasil y el Caribe) que contiene de forma natural la vitamina C, lo que contribuye a reducir la fatiga. Gracias a sus propiedades tonificantes, la vitamina C se aconseja a las personas que deseen recuperar la energía y la vitalidad, sobre todo en el periodo invernal.

Vitamina D3
 

Más conocida con el nombre de vitamina del sol, la vitamina D3 está especialmente indicada durante el invierno y los cambios de estación, dado que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune. Pero ¿dónde encontrarla? Principalmente, en la energía solar, que suministra entre el 80% y el 90% del aporte de vitamina D. Por lo que respecta a la alimentación, la vitamina D se encuentra sobre todo en el salmón, el atún, la trucha, la leche de vaca y la leche de soja.

Las mejores soluciones para afrontar el invierno

Para hacer frente a las molestias invernales, en las farmacias (y parafarmacias) se pueden adquirir complementos nutricionales a base de extractos de plantas, de vitaminas y de minerales Estos complementos nutricionales serán mucho más útiles si se toman a partir de los primeros síntomas de congestión en las vías respiratorias o de irritación de garganta. Examinemos los componentes de estos productos.

Por lo que se refiere a las plantas, encontramos generalmente el marrubio, el pelargonio y el eleuterococo, que ayudan al bienestar respiratorio.

Eleuterococo
(Eleutherococcus senticosus)

Recogida en Siberia (de ahí su nombre de «ginseng ruso»), en Corea y también en China y en Japón, el eleuterococo es una planta tonificante. Actúa en las vías respiratorias superiores, como la nariz y la garganta. También tiene propiedades dinamizantes, útiles en caso de fatiga física y/o intelectual. En resumen, dos efectos complementarios para pasar el invierno tranquilamente.

Pelargonio
(Pelargonium sidoïdes ou reniforme)

pelargonium

Originario de las costas del Sur de África, la familia del pelargonio comprende más de 200 especies distintas. Esta planta de color rojo oscuro, casi negro, resulta útil para responder a las molestias respiratorias que afectan a muchas personas cada invierno. Ayuda sobre todo a mejorar la respiración.

Marrubio
(Marrubium vulgare)

marrube-blanc

Esta planta ayuda a calmar las vías respiratorias. Considerada «la planta» del bienestar respiratorio, el marrubio es especialmente útil en caso de ronquera.

Por lo que se refiere a los minerales, tenemos el cobre y el selenio, que contribuyen al buen funcionamiento de tu sistema inmunitario. Ambos desempeñan una función antioxidante y ayudan a proteger a las células contra el estrés oxidativo. Pero, ¿dónde se encuentran?

  • El cobre entra en la composición del marisco, del chocolate negro y de determinadas legumbres como las judías rojas y los garbanzos.
  • El selenio, un oligoelemento, está presente sobre todo en las nueces, las ostras, las setas  y en algunos peces como el fletán, el atún y el salmón.

Por lo que se refiere a las vitaminas, la vitamina C es la más utilizada. Interviene en distintos niveles y contribuye a:

  • Reducir la fatiga y conseguir un metabolismo energético correcto,
  • Mantener el funcionamiento normal del sistema inmunitario durante y después de practicar ejercicio físico intenso,
  • Protege las células contra el estrés oxidativo.

 

 


Table Ciqual Composition nutritionnelle des aliments, version 2013, Anses