Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Remedios naturales para el dolor de garganta y la tos seca

Para cuidarse la garganta, no tiene por qué hacer frío. La tos seca y el  dolor en la garganta  son síntomas que nos indican que hay una inflamación o irritación en la cara, laringe o amígdalas. La sensación de tener irritación o ardor, garganta seca, dificultad al tragar o hablar. Existen también causas que provocan, pueden ser de origen infeccioso, alérgico o por causas irritantes, como los cambios bruscos de temperatura, atmósfera seca o sobre el esfuerzo vocal. El caso es que el mar es el origen del dolor de la garganta, es muy molesto y hay que buscar un remedio para evitarlo.

Sustancias naturales para el dolor de garganta

Hay muchas  sustancias de origen natural que nos ayudan a calmar el dolor de garganta y la tos seca:

  • Mirra, Goma Arábiga y Goma Tara , gracias a sus propiedades muco adhesivas, forman una película que alivia el dolor de garganta.
  • Miel , tan conocido y usado por todos, que tienen las propiedades azucaradas desencadenan la salivación, y con ello re-hidratamos la garganta, reduciendo así la irritación y la sensación de sequedad. Y además forma una película calmante y protectora de las mucosas.
  • Malva , que suaviza y baja la inflamación de la garganta.
  • Própolis , de uso muy extendido por sus propiedades anti bacterianas.
  • Caléndula , que nos ayudó a evitar la inflamación y el dolor de garganta.
  • Otras plantas como el Espino Amarillo, la Menta Piperita y el Romero , así como la regeneración de los tejidos.
miel

Otros remedios caseros para el dolor de garganta

En la naturaleza podemos encontrar la mejor ayuda para combatir el dolor de garganta, pero también hay dos remedios caseros por excelencia, sobre todo para la tos seca.

  • Gárgaras de agua salada tibia , que reducen la inflamación, facilitan la expulsión de la mucosidad y alivia un poco el dolor.
  • Infusiones con miel , como ya habíamos comentado antes para rehidratar la mucosa y disminuir la irritación por sequedad.

Eso sí, los cambios de temperatura son muy prácticos y, por lo tanto, es mejor prevenir que curar, te recomendamos que preguntes a tu farmacéutico por los remedios naturales que existen en el mercado.

# PásatealoNatural