Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Relación del sobrepeso y la flora intestinal

¿Sabías que España es el segundo país de la Unión Europea, después del Reino Unido, con mayor índice de sobrepeso? Este problema puede ocasionar múltiples problemas de salud en el futuro, por eso ¡vamos a ponerle remedio!

El problema del sobrepeso en la sociedad está cada vez más presente en adultos, adolescentes e incluso niños, tanto que es considerado una epidemia mundial. Algunas de las causas, además de los factores ambientales, genéticos o metabólicos, son los cambios de hábitos alimenticios y también el sedentarismo. Una población cada vez peor alimentada y con pocas ganas de realizar cualquier tipo de deporte, pero no queda ahí…

Desde hace tiempo, se comienza a relacionar el sobrepeso y la obesidad con un tipo concreto de flora intestinal (Microbiota), por lo que nuestro organismo puede necesitar un complemento para detoxificar y regularnos internamente, como las cápsulas de alcachofa.

 

¿Qué ocurre dentro de nuestro cuerpo para que se tenga tendencia a engordar?

La microbiota interviene sobre nuestro peso corporal, ya que está ligado a la formación de Ácidos Grasos de Cadena Corta: AGCC. Cuando se ingiere fibra alimentaria, las bacterias del intestino grueso se encargan de descomponer esta fibra y da como resultado estos AGCC. Todo esto influye en el aumento de peso:

  • En individuos obesos, hay una alteración de la microbiota intestinal y aumenta la producción de ácidos grasos de cadena larga. Dichos ácidos son absorbidos en el intestino delgado y se acumulan en forma de grasa, favoreciendo por tanto el aumento de peso corporal.
  • Los AGCC se componen de buritato, una fuente de energía para las células del intestino, más concretamente del colon. Una menor producción del AGCC se asocia con la disminución del consumo energético en el intestino.

Así pues, una flora intestinal correcta nos podría ayudar a mantenernos en el peso correcto. Aunque no todas las cepas resisten el PH del intestino, las estudiadas son Lactobacillus rhamnosus GG y Bifidobacterium lactis Hn019. Estas cepas, acompañadas de guaraná y de cápsulas de alcachofa, se pueden encontrar en farmacias, pregunta por un programa completo como Lipobiotic DETOX. Las cápsulas de alcachofa ayudan a detoxificar nuestro organismo actuando en el hígado, intestino y riñones, pero además, la guaraná en este completo tiene un alto efecto quemagrasas.

¡Pregunta a tu farmacéutico!