Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

¡Que viva el deporte! Cuida tus articulaciones con colágeno

Mens sana in corpore sano’. No te decimos que te tatúes esta máxima, pero sí que la tengas muy presente. Hacer ejercicio no debería considerarse únicamente (una práctica a la hora de querer bajar de peso) para adelgazar. El deporte es muy bueno para mantener una vida activa y sana que, a la larga, solo supone ventajas para nuestro organismo. No obstante, si sufres dolor en huesos y articulaciones, debes tener precaución y prestar atención al colágeno.

Aunque hoy en día nos ha invadido la fiebre runner, las clases de Zumba y la alta intensidad del Cross-fit, debemos ser cautos y ser conscientes de que todos tenemos limitaciones. Se trata de ajustar la actividad a nuestro cuerpo para conseguir mejores resultados, evitando lesiones y sobreesfuerzos. Así que, tomad nota, nuevos deportistas, porque estos consejos os van a venir muy bien.

Consejos a la hora de hacer deporte

 

lesiones-colageno

 

  1. Los estiramientos. Estirar es OBLIGATORIO. Si no tienes tiempo, reduce tu actividad, porque someter a las articulaciones y músculos a un esfuerzo y sin estirar es una de las principales causas de las lesiones. Antes de empezar con el ejercicio, realiza movimientos suaves, parecidos al ejercicio que vas a realizar para calentar las articulaciones y, cuando acabes, estira bien durante 15-20 minutos.
  2. La hidrataciónNo hay que tener sed para beber agua. Procura hidratarte bien antes y después del ejercicio para asegurar que el cuerpo tiene siempre las reservas necesarias de agua para el esfuerzo realizado. Así es como evitarás la deshidratación y problemas derivados.
  3. Entrenar a tu medida. Todos tenemos limitaciones, no pasa nada, no somos todos iguales. Es importante ser consciente de cuáles son las tuyas y ajustar tus entrenamientos a la condición física de cada uno. Lo mejor en estos casos es que estos límites los marque un profesional, quien conseguirá que poco a poco vayas evolucionando, sin lesiones.

Hacer ejercicio es muy beneficioso para la salud, aunque tiene un contra: la práctica habitual de deporte hace que el cartílago que recubre las articulaciones se desgaste por la pérdida de colágeno y puede provocar dolor en huesos y articulaciones.

¿Cómo prevenir la pérdida de colágeno?

El colágeno es una proteína que se encuentra en nuestro cuerpo y que es fundamental para el cartílago articular. Es a partir de los 25 años cuando comienza la pérdida de colágeno, en concreto alrededor de un 1,5% al año.

Por esta razón, se recomienda un aporte de glucosamina (un aminoácido que participa en la síntesis del colágeno). Este aporte puede estar derivado de la alimentación, incluyendo en la dieta alimentos como pollo, pavo, huevos, pescado, o bien con algún suplemento rico en colágeno que sirva como ayuda a nuestras articulaciones, por ejemplo ARKOFLEX con colágeno, que además de colágeno, lleva magnesio, ácido hialurónico y Vitamina C.

¿Te apuntas a cuidar tus articulaciones?