Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

¿Qué plantas alivian la sensación de piernas pesadas?

La sensación de piernas pesadas es muy común y afecta más a las mujeres, aunque los hombres no se salvan. Se trata de una sensación muy desagradable, pero, afortunadamente, existen muchos remedios naturales que, combinados con estilo de vida más saludable, te ayudarán a sentir tus piernas más ligeras.

 

Piernas pesadas, no debe tomarse a la ligera

La sensación de piernas pesadas se caracteriza por una desagradable sensación de pesadez, a veces acompañada hormigueo e hinchazón de los tobillos y las pantorrillas. Se debe a un problema de retorno venoso: la sangre, después de ser distribuida a todos los órganos y tejidos a través de las arterias, regresa al corazón a través de las venas. Sin embargo, a diferencia de las arterias, las venas no tienen la capacidad de contraerse para ayudar a que la sangre fluya hacia el corazón.

En condiciones normales, las venas tienen válvulas para evitar que la sangre regrese. La presión de las plantas de los pies y la contracción de los músculos de la pantorrilla y los muslos (al caminar) también ayudan a que la sangre fluya hacia el corazón. El retorno venoso se complica cuando este sistema "antirreflujo" se debilita por la edad, cuestiones hormonales, etc. Es más frecuente su aparición en personas sedentarias o que se ven obligadas a permanecer de pie durante mucho tiempo. El calor agudiza el problema, por ello en verano es más frecuente la sensación de piernas pesadas.

Plantas para aliviar las piernas pesadas

Lo primero que hay que hacer es ponerse las zapatillas de deporte y aprovechar todas las oportunidades de moverse para facilitar la circulación en las piernas. Además, algunas plantas que fortalecen el tono venoso también pueden ser de gran ayuda para restaurar la ligereza de las piernas.

La lista es larga: hojas de vid roja, hojas de Hamamelis, semillas y corteza de castaño de indias, hojas de Ginkgo, raíz de Rusco, etc. Todas estas plantas contienen diferentes tipos de flavonoides y pigmentos vegetales que ayudan a mejorar la circulación.

 

vid-roja

Hojas de vid roja, un aliado para sus piernas pesadas

La Vid Roja es una de las plantas con más beneficios establecidos en la circulación sanguínea. Sus hojas contienen taninos, numerosos flavonoides, así como pigmentos antociánicos que promueven una buena circulación y ayudan a reducir la sensación de piernas pesadas y cansadas.

Las hojas de vid roja pueden consumirse en forma de cápsulas, disponibles en farmacias.

 

ginkgo

El Ginkgo biloba mejora la circulación sanguínea y reduce la sensación de pesadez en las piernas

Originario de Asia, el Ginkgo biloba, uno de los árboles más antiguos del planeta, es conocido por sus numerosas virtudes. La medicina tradicional china lo ha estado usando durante miles de años para mejorar la memoria y la concentración, combatir el envejecimiento celular y mejorar la circulación sanguínea.

También en este caso, los ingredientes activos se encuentran en las hojas y se puede utilizar en cápsulas o en infusión. También está disponible en forma de gel para masajes en tobillos y pantorrillas.

 

hamamelis

Hamamelis contra la sensación de piernas cansadas

Este arbusto es originario de la costa norteamericana, donde crece abundantemente en Canadá y el noreste de los Estados Unidos (Pennsylvania, Virginia). Se cultiva en nuestros jardines, generalmente con fines ornamentales.

Hamamelis (Hamamelis virginiana) también es interesante en fitoterapia, donde se utiliza tradicionalmente por sus beneficios sobre el sistema circulatorio, protegiendo los pequeños vasos y capilares y mejorando el retorno venoso, lo que ayuda a recuperar una sensación de piernas ligeras. Se puede encontrar en farmacias en forma de cápsulas.

 

Existen soluciones naturales eficaces para aliviar la sensación de piernas pesadas. Nuestra recomendación es que pidas consejo al farmacéutico, es el profesional experto en plantas medicinales que te recomendará la planta medicinal más adecuada para tu caso.

¿Cómo puedo reducir naturalmente la sensación de piernas pesadas?

Hacer ejercicio físico, simplemente caminar, es beneficioso en caso de piernas pesadas. Mejora la circulación sanguínea al impulsar la sangre desde las venas de las piernas hasta el corazón a medida que los músculos de la pantorrilla se contraen. Lo ideal es caminar por lo menos 20 minutos al día. También se deben tener en cuenta que los períodos prolongados de inmovilización son perjudiciales para la circulación sanguínea. Por lo tanto, si pasas muchas horas sentado frente al ordenador o viajando avión, levántate regularmente para dar algunos pasos. Evita cruzar las piernas y haz movimientos regulares de flexión-extensión de los tobillos.

Cuando estás acostado te recomendamos que eleves las piernas, por ejemplo, poniendo un cojín debajo, esto facilitará el regreso de la sangre al corazón. Otro consejo: evitar los baños calientes, saunas y baños de vapor. Por el contrario, terminar la ducha con un chorro de agua fría en las piernas revitalizará la circulación.

Y recuerda tener siempre a mano una botella de agua y beber agua, sobre todo en verano.

Piernas pesadas: ¿qué situaciones hay que evitar?

Sentarse o permanecer en pie durante mucho tiempo, usar ropa apretada (pantalones apretados, botas), zapatos con tacones demasiado bajos o demasiado altos, exponer en exceso las piernas a la luz del sol o a fuentes de calor, tener exceso de peso.

Además, hay que evitar el tabaco y el alcohol, así como alimentos que son conocidos por su efecto negativo en la circulación como determinadas especias, café y té.

¿Sabías que?

La alimentación influye: una buena circulación de la sangre también depende de lo que comemos. No olvides comer frutas frescas (grosella negra, clementina, albaricoque, frambuesa, pomelo, etc.) y alimentos ricos en vitamina E (nueces, pistachos, avellanas), que ayudan a mantener la salud de las venas.