Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

¿Qué llevar en la maleta estas vacaciones?

Cuando por fin llegan las vacaciones, lo último que queremos hacer es ir al médico o al farmacéutico. Afortunadamente, para cuidar nuestra salud diariamente tenemos las plantas medicinales.

Para no correr ningún riesgo, te aconsejamos preparar un pequeño botiquín de primeros auxilios con productos a base de plantas medicinales. Puedes empezar con algunos productos básicos y completar tu kit de acuerdo a la estación del año y a tus problemas de salud más frecuentes. Por razones de comodidad, lo ideal es seleccionar preparados en forma de cápsulas, así como envases pequeños.

¿Sabes que hay una planta para casi todas las necesidades?

Por ejemplo, contra el mareo ocasionado en los viajes, puede contar con el jengibre. Su eficacia contra las náuseas ha sido demostrada y reconocida por numerosos estudios. También se puede utilizar como medida preventiva si es necesario. El jengibre también ayuda a estimular el sistema inmunológico, muy útil antes o durante las vacaciones.

Si sufres de constantes molestias urinarias, el arándano rojo te ayudará a prevenirlas durante las vacaciones. Puedes encontrar este fruto en forma de cápsulas o combinado con otras plantas medicinales en forma de cápsulas y sobres.

Pero, aunque estés de vacaciones y sin estrés, muchas veces el insomnio no desaparece. Incluye pasiflora en tu kit de supervivencia. Esta planta, conocida por su eficacia en los problemas del sueño, tiene acción calmante y te ayuda a relajarte. Puedes encontrar la pasiflora en cápsulas y en comprimidos combinada con más plantas medicinales que facilitan el sueño y melatonina.

Tanto en la playa como en la montaña, la piel es sometida a las pruebas más duras del sol, así que recuerda prepararla y mimarla. Consume frutas y verduras ricas en carotenoides como zanahorias, tomates... Y como complemento, tienes preparados en cápsulas ricas en selenio y vitamina E, antioxidantes naturales, que te ayudarán a preparar tu piel y protegerla del estrés producido por los rayos UV.

Los aceites vegetales también son muy útiles para nutrir la piel desde el interior. Puedes encontrar aceite de Borraja en forma de cápsulas y aceite de Argán, en un pequeño frasco con difusor para llevar contigo allá donde vayas.

Pero, a pesar de que el verano sea una época calurosa en la que nos apetece comer fresco y saludable, siempre tenemos cerca las tentaciones. Helados, comidas y aperitivos en el chiringuito, cócteles, las cañitas, etc. Opta por incluir alcachofa, útil en caso de molestias digestivas e intestinales. Tiene propiedades sobre el hígado y la función biliar, y ayuda a digerir mejor la grasa. También te ayudará a mantener tu peso bajo control.

Otra opción interesante a tener en cuenta es el cardo mariano, una planta utilizada promover la digestión y estimular la producción de bilis en el hígado y hacer frente a los excesos en la dieta.

En resumen, un botiquín de primeros auxilios debería contener, por ejemplo, jengibre (contra el mareo), arándano rojo (para el bienestar urinario), pasiflora (para pasar noches tranquilas), preparados con una alta concentración en carotenoides en cápsulas (para preparar, cuidar y broncear la piel) y alcachofa o cardo mariano (para promover la digestión).

¡Ya estás listo/a para irte de vacaciones!

¿Sabías que…?

Cambiar de aires está bien, pero también puede alterar tu digestión y favorecer el estreñimiento. En vacaciones, un conjunto de factores puede afectar al funcionamiento digestivo natural. Todo empieza con el viaje, en el podemos estar sin movernos durante horas y es muy probable que no usemos el baño porque no nos parezca el momento o el lugar apropiado.

Una vez que llegamos a nuestro destino, los hábitos alimenticios y estilo de vida cambian, y esto tiene un impacto en la digestión.

Si tu cuerpo tarda demasiado en adaptarse, le recomendamos plántago, lino o ruibarbo, que son excelentes estimulantes para el tránsito intestinal perezoso.