Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Los compromisos del comercio justo

Respeto por el humano y mejora de las condiciones de vida

«Para ser justo, hay que ser responsable». Este es el motivo de que una empresa u organización que se compromete con el Comercio Justo, ya sea para la totalidad o parte de sus productos, deba cumplir los parámetros de desarrollo sostenible e implantar las prácticas responsables en materia económica, social y medioambiental que impone la norma ESR (de acuerdo con los criterios de Ecocert).

Respeto por los derechos humanos y mejora de las condiciones de vida

En Arkopharma respetamos escrupulosamente los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo durante nuestro proceso de producción: los trabajos forzados, la esclavitud y la discriminación están prohibidos en esta empresa. La igualdad salarial es un principio importante, ya que una remuneración justa permite a los productores acceder a una vida digna. Arkopharma respeta, así mismo, el derecho de organización y de negociación colectiva, la libertad sindical y demás derechos de los trabajadores.

Respeto por el medio ambiente

La norma ESR vela por la protección de la biodiversidad, de las plantas, de las diferentes especies y por el respeto por los recursos naturales. Esta norma es muy exigente en lo que respecta a los aspectos medioambientales, pero va mucho más allá, ya que hace que se respeten los equilibrios naturales, promueve la no utilización de productos químicos sintéticos e impone el reciclaje y el control biológico.

Relaciones sostenibles

La alianza a largo plazo creada entre Arkopharma y los proveedores en sentido ascendente para el área del harpagofito hace posible que los productores crezcan de forma armoniosa, a través de un acompañamiento técnico que favorece su autonomía.

Productos de calidad

A fin de ofrecer productos que estén a la altura de sus exigencias, el comercio justo intenta que los sistemas de fabricación y transformación sean respetuosos con las tradiciones y el entorno. De hecho, estos productos nacen de la combinación de la sabiduría tradicional de los productores y la alta calidad original de la planta. Se trata de productos controlados y supervisados a lo largo de todo el proceso, desde la producción hasta la distribución.