Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche
Thumbnail

Arkosterol®

La Inteligencia de la naturaleza para cuidar tu corazón

El colesterol es un lípido (grasa) esencial para la formación de hormonas sexuales, hormonas corticales suprarrenales, ácidos biliares y vitamina D. Es un componente básico de las membranas biológicas1

El colesterol no debe tomarse a la ligera, de la mano de la inteligencia de las plantas puedes tener varias alternativas y soluciones naturales con grandes beneficios para mantener tu colesterol.

 

PLANTAS Y PRINCIPIOS ACTIVOS PARA EL COLESTEROL

LEVADURA ROJA DE ARROZ (MONASCUS PURPUREUS)

levadura roja de arroz

 

La levadura roja de arroz es un tipo de hongo microscópico cultivado en el arroz, con propiedades medicinales ancestrales.

El uso de la levadura roja de arroz se remonta al 800 a. C. Es un colorante natural y potenciador del sabor, está tradicionalmente presente en la cocina asiática. Más allá de sus usos culinarios, también se utiliza por sus propiedades para la salud.

La levadura roja de arroz es rica en almidón, ácidos grasos, fitoesteroles, isoflavonas y, sobre todo, monacolinas, principalmente monacolina K, que proporciona un efecto beneficioso sobre los niveles de colesterol en sangre.

 

La monacolina K inhibe la acción de la enzima reductasa HMG-CoA (responsable de la formación del colesterol) y reduce la producción de apolipoproteína VLDL (proteína encargada del transporte de los triglicéridos en sangre), contribuyendo a mantener los niveles adecuados de colesterol y actuando sobre el colesterol endógeno.

 

Varios estudios científicos coinciden en la eficacia de la monacolina K de la levadura roja de arroz para reducir los niveles de colesterol en sangre. Sin embargo, la levadura roja de arroz no se recomienda en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, niños, personas mayores de 70 años, ni en caso de problemas hepáticos, renales o musculares. Consulta con un profesional de la salud.

 

AJO NEGRO (ALLIUM SATIVUM)

 

Ajo

 

El ajo negro procede de una receta japonesa y es el resultado de la fermentación de entre 15 y 20 días del ajo cultivado. Es la misma especie de planta, pero con el proceso de fermentación, el ajo desarrolla ciertas sustancias, presentes en menor cantidad en el ajo no fermentado.

El ajo negro contiene componentes como magnesio, calcio, fósforo y selenio, así como vitamina B6 y vitamina C. También contiene S-alil-cisteína.

Las propiedades del ajo sobre el sistema cardiovascular son bien conocidas. Ayuda a controlar los niveles de colesterol, manteniendo un perfil lipídico sanguíneo normal. Interviene en la reducción de la agregación plaquetaria y favorece la buena circulación sanguínea, tanto en los microvasos como en la circulación general. El ajo también tiene un efecto positivo en el metabolismo de los hidratos de carbono y ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. Por lo tanto, el ajo ayuda a mantener una buena salud vascular y cardíaca.

El ajo previene el estrés oxidativo neutralizando los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de las células. Esta planta también muestra beneficios a nivel hepático, al ayudar a proteger el hígado.

 

Las propiedades del ajo se deben a unas sustancias de naturaleza azufrada, la aliína y el ajoeno, de los que es importante prevenir su degradación por los jugos digestivos. Por este motivo, la utilización del polvo del bulbo de ajo en cápsulas presenta un gran interés pues, además de prevenir el mal aliento producido por su consumo, potencia su acción al evitar la degradación de la aliína por los jugos digestivos.

 

OMEGA 3

 

omega 3

 

En los años 70, dos nutricionistas daneses investigaron la baja incidencia de las enfermedades cardiovasculares entre los esquimales de Groenlandia. Tras examinar los lípidos plasmáticos de 130 esquimales y su dieta, llegaron a la siguiente conclusión: esta baja incidencia podría explicarse por la riqueza en ácidos grasos poliinsaturados de su dieta. De hecho, los omega-3 son abundantes en el pescado azul, muy consumido por estas poblaciones.

Las propiedades del Omega-3:

 

Los principales ácidos grasos del grupo omega-3 son el ácido alfa-linolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

El ácido graso alfa-linolénico (ALA) es esencial porque el cuerpo no puede producirlo, por lo que debe ser adquirido a través de la alimentación. Gracias al ALA, el organismo puede producir otros ácidos grasos omega-3 como el EPA y el DHA. Por tanto, los tres están estrechamente relacionados.

 

Sin embargo, la producción de EPA y DHA puede ser a veces un poco baja para cubrir las necesidades diarias. Por lo tanto, puede valer la pena complementar la ingesta de alimentos con otras fuentes nutricionales, como los suplementos temporales.

El omega-3 es especialmente conocido por sus beneficios para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso, pero sobre todo en el ámbito cardiovascular. Los estudios científicos demuestran que el consumo de ácidos grasos omega-3 ayudan a mantener un nivel óptimo de triglicéridos en sangre. Por ello, se recomienda consumir omegas 3 de forma muy regular, como el ALA, que ayuda a mantener los niveles normales de colesterol. Se sabe que el EPA y el DHA contribuyen al buen funcionamiento del corazón y a una presión arterial normal. Además, ayudan a mantener los niveles normales de triglicéridos en la sangre.

Estos ácidos grasos omega-3, complementados con una dieta variada y equilibrada, así como una actividad física regular, te ayudarán a mantener una buena salud cardiovascular.

Además, el DHA tiene un efecto positivo en el mantenimiento de la función cerebral normal durante el envejecimiento.

 

POLICOSANOL

 

policosanol

 

El policosanol se deriva de la cera de la caña de azúcar (Saccharum officinarum L.). Está compuesto por una mezcla de alcoholes grasos de cadena larga. El octacosanol es el predominante.

El Policosanol inhibe la acción de la HMGCoA reductasa, inhibiendo así la síntesis del colesterol. Tiene un efecto aditivo en combinación con una estatina, reduce la oxidación del colesterol «LDL» y además tiene actividad antiplaquetaria para reducir el riesgo cardiovascular.

Su capacidad para reducir el colesterol (total y LDL) y aumentar el colesterol HDL se ha reconocido durante muchos años y se confirma continuamente en estudios recientes.(2),(3)(4)

Tiene una doble actividad con afinidad cardiovascular(2),(5):

  • Actividad reductora del colesterol: inhibición de la HMG-CoA reductasa y reducción de la oxidación del colesterol LDL;
  • Una actividad antiagregación (prevención de la formación de coágulos de sangre).

SEMILLA DE CILANTRO (CORIANDRUM SATIVUM)

 

coriandro

 

La semilla de cilantro (Coriandrum sativum L.) contiene muchos componentes bioactivos, incluidos los esteroles, que le confieren propiedades hipocolesterolémicas, pero también antidiabéticas y facilitan la digestión.6Sus efectos positivos sobre el metabolismo cardiovascular han sido demostrados durante unos 20 años.

Doble acción de la semilla de cilantro sobre el colesterol:

  • Inhibición de la absorción del colesterol exógeno (de los alimentos) debido a la presencia de esteroles.6
  • Eliminación del colesterol gracias a su acción sobre los ácidos biliares.(7),(8)

 

 


Lüllmann H, Mohr K, Hein L. Drogas reductoras de lípidos. En: Atlas de poche pharmacologie, 5eme ed. París: Lavoisier Médecine Sciences, 2017. p 170-1.

Gong J, Quin X, Yuang F, Hu M, Chen G, Fang K. Eficacia y seguridad del policosanol de caña de azúcar en la dislipidemia: un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios. Molecular nutrition & Food research 2017.

Gouni-Berthold I, Berthold HK. Policosanol: farmacología clínica y significado terapéutico de un nuevo agente reductor de lípidos. Am Heart J 2002;143(2):356-65.

Tang M, y otros. Efectos del policosanol combinado con la simvastatina en los lípidos séricos y las hormonas sexuales en pacientes varones con hiperlipidemia. Zhonghua Xin Xue Guan Bing Za Zhi 2013;41(6):488-92.

Janikula M. Policosanol: ¿un nuevo tratamiento para las enfermedades cardiovasculares? Alternative Medicine Review 2002;7(3):203-17.

6 Laribi B, Kouki K, M'Hamdi M, Bettaieb T. Coriandro (Coriandrum sativum L.) y sus componentes bioactivos. Fitoterapia. 2015 Jun;103:9-26.

7 Chithra V, Leelamma S. Coriandrum sativum... efecto sobre el metabolismo de los lípidos en el cáncer de colon inducido por la 1,2-dimetilhidracina. J Etnofarmacol. 2000 août ; 71 (3): 457-63.

8 Lal AA, Kumar T, Murthy PB, Pillai KS. Efecto hipolipidémico de Coriandrum sativum L. en ratas hiperlipidémicas inducidas por tritones. Indian J Exp Biol. 2004 Sep;42(9):909-12.