Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

La cadena del harpagofito ESR

Mejora de las prácticas culturales

La conservación del medio ambiente es uno de los objetivos permanentes de los Laboratorios Arkopharma, que se comprometen a respetarlo durante el desarrollo de todas sus actividades. Este respeto pasa sobre todo por una mejora continua de la sostenibilidad de nuestros procesos, economizando el uso de recursos naturales y trabajando en la reducción de nuestro impacto sobre el medio ambiente. Centrémonos en la planta de harpagofito.

Gestión de productos peligrosos

La explotación del harpagofito, así como el proceso de producción del producto final exportado, no implica transformaciones que requieran el uso de productos químicos.

Gestión de los recursos hídricos y energéticos

Dadas las condiciones meteorológicas de la zona de cultivo del harpagofito y las fuertes lluvias que preceden a su periodo de recogida, no es necesario regar las áreas explotadas. La planta de transformación es autosuficiente y se autoabastece de electricidad mediante paneles solares y de agua mediante bombas eólicas y albercas que recogen el agua de lluvia.

Gestión de residuos

Durante la recogida y la transformación del producto no se produce ningún residuo.

La protección de la biodiversidad

A fin de preservar la biodiversidad desde antes de la recogida, el socio namibio de los Laboratorios Arkopharma ofrece una formación continua a los responsables de la recogida y les transmite los conocimientos necesarios para llevar a cabo una recogida sostenible, con cuidado de preservar la raíz original.

Por otra parte, la empresa se compromete a controlar sistemáticamente la viabilidad de las raíces originales tras la recogida de los tubérculos.

En base a estos controles, que tienen como objetivo la supervivencia de al menos el 90% de las plantas recogidas, se redacta un informe escrito. El informe también contiene información relativa al perímetro que ha excavado el recogedor y la distancia que separa a una planta de la siguiente. Este control se realiza mediante un marcado obligatorio y personalizado, que llevan a cabo los responsables de la recogida de cada raíz original concreta. 

La obtención del 90% de viabilidad tras la explotación, permite conceder gratificaciones complementarias a los recogedores más concienciados.

Organismos genéticamente modificados

La recogida está certificada por ECOCERT como conforme a la agricultura biológica, el uso de organismos genéticamente  modificados está prohibido.

Mejora de las prácticas culturales

Los terrenos explotados se regeneran solos y se abonan de forma natural con rebaños de vacas. Para evitar una sobreexplotación de la tierra, nuestro socio namibio ha establecido un sistema basado en la rotación de los terrenos explotados.

Relocalización

Las agrupaciones de recogedores de Namibia se encargan de todos los procesos de producción, recogida de los tubérculos y hasta del acondicionado de las láminas. De este modo ningún elemento del proceso se deslocaliza, ni se adjudica a una producción paralela.