Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Hamamelis

Piernas cansadas

Originaria de Canadá y del este de los Estados Unidos, el hamamelis se cultiva actualmente en Europa. Debido a su parecido con el avellano y a los poderes mágicos que le atribuían los hechiceros indios, también se le conoce como el “avellano de la bruja".

 

Importante acción antioxidante 

Las hojas de hamamelis contienen taninos y flavonoides, principios activos muy interesantes en el tratamiento de los trastornos circulatorios. Los taninos ejercen una acción venotónica que facilita la contracción de los vasos, las venas y los capilares, favoreciendo así el flujo de la sangre.

En cuanto a los flavonoides, ejercen una acción vitamínica P que se traduce en un aumento de la resistencia de las pequeñas venas y capilares y en una disminución de la permeabilidad capilar (salida del líquido capilar), responsable del edema y la inflamación. Estos además, le confieren importantes propiedades antioxidantes que protegen la pared de las venas y los capilares.

Gracias a sus propiedades hemostáticas, se revela muy útil en caso de reglas abundantes.