Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

El nopal y el fucus ayudan a reducir el apetito favoreciendo la sensación de saciedad

La fórmula ganadora para librarnos de los kilos de más es la combinación de una dieta variada y equilibrada y ejercicio físico regular. Habitualmente, cualquier dieta se ve afectada por la ansiedad de la sensación de hambre constante que puede experimentar una persona. La buena noticia es que existen maneras para eliminar esta sensación y cambiarla por el efecto de «saciedad». Una de las soluciones es la combinación de plantas, concretamente: El nopal y el fucus.

Nopal et fucus

Tengo hambre todo el tiempo y no sé el porqué

Controlar la sensación de querer comer, incluso sabiendo que no es hambre real sino psicológico, es una de las misiones que más ayudan a mantener el peso a raya. Muchas veces, tenemos apetito a todas horas por causas como el estrés. La ansiedad puede provocar una constante sensación de querer ingerir alimentos. De hecho, se puede experimentar una tendencia a buscar alimentos procesados y ricos en grasa y azúcares para aliviar la ansiedad.

La falta de descanso puede ser otra causa del aumento del apetito, ya que se producen ciertas alteraciones hormonales. Mentalmente, esto produce el efecto de querer incrementar la cantidad de alimentos que comemos y la sensación de hambre.

La comida puede llegar a convertirse en una adicción y ser algo verdaderamente problemático. Las adicciones provocan una insatisfacción constante que no podemos resolver, por lo tanto, es fundamental identificarlas. Además, gran variedad de alimentos cuenta con elementos que pueden llegar a esto por sus azúcares, las harinas refinadas o las grasas. Evitar este tipo de productos es fundamental para que no caigamos en la rueda de la consumición y de insatisfacción. La razón es simple, nuestra salud.

La situación emocional y como nos encontremos en nuestro balance mental es otro elemento a tener en cuenta que puede provocar tener un mayor apetito. La tristeza es una emoción que modifica nuestro apetito, a veces, puede llegar a eliminarlo y otras aumentarlo.

La solución para lograr la sensación de saciedad

Para lograr un efecto saciante, fijémonos en el fucus y el nopal, dos plantas que pueden encontrarse en forma de un complemento nutricional. El Fucus vesiculosus es un alga de color marrón, común en los mares fríos (como el Atlántico Norte) y fijada a las rocas mediante discos.

Su riqueza está en su talo, es decir, en el conjunto de su aparato vegetativo, dado que el fucus no tiene raíces, ni hojas. Gracias al efecto saciante del fucus, se pueden limitar los aportes calóricos. Resulta ideal si se desea perder peso, como complemento de una dieta equilibrada y de la práctica regular de una actividad física.

El nopal tiene propiedades similares: ayuda a controlar el apetito, aumentando la sensación de saciedad y limitando los aportes calóricos. Más conocido con el nombre de chumbera (Opuntia ficus indica), este cactus es originario de México, donde es apreciado desde hace siglos. Es fácilmente reconocible, gracias sobre todo a sus paletas (o cladodios) verdes, recubiertas de espinas blancas de 1 a 2 cm de longitud. Produce frutos de forma redondeada cuyo color oscila entre el naranja y el rojo.

La disminución del apetito y vigilar el peso es posible gracias a estas dos plantas, así que aprovecha sus beneficios y empieza a controlar tu apetito. La naturaleza nos da infinidad de soluciones y gracias a ella podemos mejorar nuestra salud.