Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Consejos para una vida sexual plena

La salud sexual es importante no sólo por nuestras relaciones íntimas con los demás sino también con nosotros mismos y nuestro cuerpo. La mente y nuestra actividad sexual están estrechamente relacionamos. Silvia Sanz García, psicóloga y directora de la clínica Psytel, asegura que la salud en este campo es “tener relaciones sanas respetándose mutuamente, disfrutando del sexo, practicándolo de modo seguro y con protección y sin hacer nada que no deseen”. Mientras que la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud sexual como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad”.

Por lo tanto, es importante aprender algunos tips sobre cómo llegar a conseguir calidad en nuestras relaciones íntimas.

Recomendaciones para tus relaciones sexuales

El bienestar dentro de la sexualidad conlleva desde la comunicación hasta una buena dieta alimenticia, pero vamos a ver uno a uno cómo podemos ayudar y mejorar nuestra vida sexual.

1-Comunicarse:  No decir a la otra persona nuestros pensamientos por preocupaciones, miedos o la falta de confianza es uno de los fallos más graves y, también, más comunes en las relaciones. En ocasiones, no se consigue crear un vínculo de confianza entre las personas lo que conlleva una insatisfacción que puede llegar a afectar tanto mentalmente como la relación con el otro.

Habla, exprésate, transmite tus deseos…y, ¿qué mejor que con tu pareja para ello? Haz de ella tu confidente. No te quedes callado/a por vergüenza o miedo a lo que piense la otra persona. Además, esa comunicación creará una conexión especial entre los dos. De hecho, en muchos casos el tratamiento de determinadas patologías incluye la participación de la pareja ya que es un acto que implica a dos por igual.

En este sentido hay dos factores principales tu capacidad para compartir lo que quieres y, segundo, hacer sentir a la otra persona que puede decirte y expresar sus pensamientos. Construir un puente entre los dos es un trabajo de uno mismo también, ser escuchado y, también, escuchar a la otra persona.

 

2-Conocerse: Difícilmente podrán conocernos los demás sino empezamos por conocernos a nosotros mismo. Cuando descubres y sabes lo que quieres, tus gustos, tus inquietudes te resultará más fácil explicárselo a tu pareja.

En muchas ocasiones, la inseguridad y la baja autoestima son rasgos que afectan gravemente nuestra vida sexual. La confianza en nosotros, conocer nuestros cuerpos y construir una identidad segura son claves para tener una vida sexual buena.

 

love

 

3-Mejorar la información sexual: Este punto es esencial, sin información nunca hay respuesta para nuestros problemas. Empezar a tener inquietudes sobre el tema hará que enriquezcas y actúes hacia una mejora de tus relaciones. Acude a un médico especialista ante cualquier problema o duda y aprende sobre un campo que hará mejorar tu bienestar. El  “ya se me pasará”, en la mayoría de los casos, no es la mejor opción. Consulta a profesionales de la salud para buscar consejos, aclarar preguntas y proporcionar la ayuda necesarias. El conocimiento sobre cualquier tema aporta valor a nuestro procedimiento para actuar y disfrutar. Así, entendemos nuestras necesidades y a los demás de una manera más correcta.

 

4-Evitar el estrés: Nuestro mayor enemigo, sin duda. Da igual la edad que tengamos, el trabajo, los niños o los exámenes, son algunos de los muchos factores que pueden crearnos un estado de ansiedad. La ansiedad provoca un malestar en nosotros que transforma nuestra percepción de las cosas y puede afectar nuestra salud también.  La vida sexual requiere momentos de desconexión y de un proceso de presencia. Si no somos capaces de mentalmente encontrar un equilibro puede ser complicado estar en el momento presente, en el ahora. Normalmente es el estrés nuestro mayor enemigo así que hay que buscar la manera de que no repercute en nuestra vida sexual. ¡No dejes que esto te afecte!

 

5-Llevar una vida saludable: La vida sexual requiere una actividad física y elegir una dieta rica en vitaminas y antioxidantes, evitando los alimentos procesados y las grasas saturadas, es algo fundamental. Se estima que 6 de cada 10 hombres con disfunción eréctil sufren exceso de peso, un dato muy significativo que prueba la importancia del cuidado de la salud. Una dieta equilibrada, dormir 7-8 horas y practicar al menos 30 minutos diarios de ejercicio físico son elementos vitales para sentirte con energía y con ánimo. De esta manera, la vida sexual se ve beneficiada y podemos aprovechar todas las posibilidades que tiene.

 

pareja-guitarra

 

En definitiva, una vida sexual buena y mantener su salud es fundamental para nuestra experiencia vital. Tener en cuenta todos los factores que hemos mencionado y aplicarlos hará que la vivas de una manera más positiva. ¡Disfruta con plenitud de tu sexualidad!  #PásateALoNatural