Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

¿Cómo evitar los despertares nocturnos y dormir del tirón?

despertares nocturnos

Los despertares nocturnos pueden ser muy frustrantes. Si te despiertas en medio de la noche y no recuperas el sueño, al día siguiente te sentirás cansado, no rendirás lo suficiente y es probable que incluso estés de mal humor. Sin embargo, no eres el único. El 57% de los españoles afirma que al menos una vez por semana se despierta en la noche o antes de hora, según una encuesta de la OCU.

En muchos casos esos despertares nocturnos se deben al estrés y la ansiedad. El ritmo de vida acelerado, las preocupaciones cotidianas y las obligaciones laborales o familiares pueden impedir que te relajes y concilies el sueño. Llevar un estilo de vida poco saludable y una dieta desequilibrada también puede generar o agravar los problemas de sueño. La buena noticia es que existen diferentes estrategias naturales para dormir del tirón.

 

Consejos para remediar los problemas del sueño


Exponte más a la luz del sol durante el día

Tu cuerpo tiene un reloj natural conocido como ritmo circadiano. La luz contribuye a regular ese reloj interior, por lo que, si no recibes suficiente durante el día, es probable que se desajuste. En cambio, la exposición a una luz brillante durante el día mejora sustancialmente la calidad y duración del sueño.

Ni siquiera es necesario que te expongas a la luz del sol durante mucho tiempo. Un estudio comprobó que las personas con trastornos crónicos del sueño podían dormir dos horas más cada noche recibiendo tan solo dos horas más de luz al día.

 

Regula tu horario de sueño

Tu ritmo circadiano debe alinearse con el amanecer y el anochecer. Sin embargo, si tienes patrones de sueño irregulares es más probable que tengas problemas para dormir. Irse a la cama demasiado tarde los fines de semana o quedarse durmiendo casi hasta el mediodía se ha asociado con problemas del sueño.

Para reeducar a tu ritmo circadiano, intenta levantarte y despertarte más o menos a la misma hora todos los días. Al cabo de varias semanas es posible que ni siquiera necesites la alarma para levantarte y que te quedes dormido apenas pongas la cabeza sobre la almohada.

 

Despeja tu mente por la noche

Si dejas que las preocupaciones te asalten por la noche, tu cerebro se mantendrá activo y no podrás conciliar el sueño. Existen diferentes métodos para relajarte antes de ir a la cama, solo tienes que encontrar el que mejor te funcione.

Puedes recurrir a las técnicas de relajación, cuya eficacia ha sido comprobada para tratar el insomnio. Otra alternativa consiste en escuchar música relajante o respirar profundamente mientras visualizas un paisaje agradable. También puedes darte un baño caliente aproximadamente 90 minutos antes de dormir.

 

Toma suplementos de melatonina

La melatonina es una hormona clave para el sueño ya que le dice a tu cerebro cuándo ha llegado el momento de relajarse y dormir. Los suplementos de melatonina son una alternativa natural a los hipnóticos para combatir el insomnio y los despertares nocturnos.

Un estudio realizado en La Clinique Lyon-Lumière comprobó que 2 mg de melatonina antes de acostarse mejoran la calidad del sueño y la energía al día siguiente, además de ayudar a las personas a conciliar el sueño más rápido. Y lo mejor de todo es que no produce abstinencia ni insomnio de rebote cuando termina el tratamiento.

Arkosueño Forte 8h contiene la dosis óptima de melatonina en liberación rápida (1 mg) y en liberación prolongada (0,9 mg), para una noche completa desde el inicio del sueño hasta el despertar.

Su alta concentración de plantas reconocidas por sus propiedades sobre el sueño: la Pasiflora y la Valeriana, de liberación inmediata, ayudan a la relajación, y la Amapola de California, de liberación prolongada, ayuda a disminuir los despertares nocturnos.

Arkocapsulas propolis bio

Arkosueño® Forte 8h

Libera melatonina en dos fases: Una liberación inmediata de Melatonina (1mg) para conciliar el sueño y (0,9mg) de liberación durante la noche para evitar los despertares nocturnos.

Descubrir