Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Cómo bajar el colesterol según el tipo

Colesterol: ¿Exógeno o endógeno?

Si la dieta que llevas en tu día a día es más o menos equilibrada no deberías preocuparte por los resultados de tus análisis de sangre, crees que saldrán perfectos pero… ¡sorpresa! Tienes el colesterol alto y piensas que es mejor no dejarlo, las arterias y tu salud te lo agradecerán. Para saber cómo bajar el colesterol, lo más importante es conocer qué cambios hacer en la dieta, si existe algún complemento alimenticio que te pueda ayudar y, sobre todo, no dejarlo ya que en un futuro puede dar lugar a un problema más importante. Un momento, ¿sabes qué tipo de colesterol tienes? El colesterol es una grasa que según su origen puede ser de dos tipos: exógeno y endógeno.

Existen dos tipos de colesterol

Colesterol endógeno

Este tipo de colesterol está presente en un 70% de los casos con hipertensión arterial. Este colesterol se produce en el propio organismo, concretamente en el hígado y realiza unas tareas específicas y necesarias: producción de hormonas, del ácido biliar y de la Vitamina D. Estas tareas las elabora con hidratos de carbono simples y ácidos grasos saturados.

Colesterol exógeno

Este tipo de colesterol es el que procede directamente de los alimentos que consumimos, por eso es importante cuidar la dieta y tener unos hábitos alimenticios saludables.

¿Cuáles son las mejores plantas para reducir el colesterol?

Antes de empezar a hablar de las mejores plantas para saber cómo bajar el colesterol vamos a clasificarlas según el origen del colesterol.  

Las cápsulas de levadura roja de arroz tiene especial interés en el colesterol endógeno por un activo llamado Monacolina-K, que actúa a nivel hepático contribuyendo a mantener niveles adecuados de colesterol sanguíneo.

Y para el colesterol exógeno, las cápsulas de fitoesteroles. Son esteroles de origen vegetal que poseen una estructura similar al colesterol animal. Los fitoesteroles son ideales para limitar la absorción de colesterol ingerido a través de los alimentos a nivel intestinal.

Recuerda que estos activos naturales te pueden ayudar como complemento alimenticio de unos hábitos de vida saludable, ninguno sirve como sustituto de una dieta equilibrada. ¡Pregunta a tu farmacéutico!