Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

Acerola

Antioxidante, estimulante de las defensas y tónico 


La acerola es el fruto de un pequeño arbusto del mismo nombre que crece en estado salvaje en los bosques secos de Sudamérica, América central y Jamaica. Este pequeño fruto rojo, muy parecido a la cereza, también es conocido como “cereza de Barbados”.

Fuente de vitamina C natural

La acerola contiene oligoelementos, calcio, hierro, magnesio, fósforo, vitaminas A, B6 y sobre todo vitamina C, siendo 100 veces más rica en vitamina C que la naranja… (Una acerola aporta tanta vitamina C como una naranja y media aproximadamente).

La acerola es un excelente tónico. También es un estimulante de las funciones inmunitarias y de las defensas del organismo. Está indicada en caso de fatiga pasajera o persistente y en la prevención de infecciones invernales, como la gripe o las afecciones ORL (rinitis, otitis, faringitis, laringitis, traqueítis, bronquitis…).

Por otro lado, la vitamina C favorece la absorción intestinal del hierro y representa un buen complemento en las dietas pobres en fruta y verdura, así como para los fumadores, cuyas necesidades en vitamina C son mayores.