Aller au contenu Aller au menu principal Aller à la recherche

4 plantas para volver a disfrutar de un sueño tranquilo

¿Ya no eres capaz de dormir bien? Si quieres dejar atrás esas noches en las que no eres capaz de conciliar el sueño, te desvelas a cada rato o te despiertas antes de tiempo, debes pararte a analizar algunos elementos de tu entorno de sueño y estilo de vida y no prescindir de la ayuda de algunas plantas selectas. Necesitas volver a gozar de un sueño profundo y reparador.

Retrouvez un sommeil serein

Buena ropa de cama, una temperatura de 18-19ºC, silencio, oscuridad... esto es todo lo que necesitas, en el plano material, para dormir como un bebé. Otros buenos hábitos, como tomar una cena ligera o eliminar los excitantes como el té, el café y el alcohol a partir de las 17h, también jugarán a tu favor.

Si estas medidas no consiguiesen devolverte el sueño, ha llegado el momento de recurrir  las plantas. Por ejemplo, al espino blanco: las propiedades relajantes de su sumidad floral se descubrieron a finales del siglo XIX, al igual que las de la flor de lavanda, con una fuerte aromaticidad que favorece la relajación y la serenidad.

Otra planta que hay que mencionar es la pasiflora. La llamada «flor de la pasión», originaria de México, ya era utilizada por los aztecas para alcanzar un sueño de calidad. Y no olvidemos el naranjo amargo. La cáscara del fruto de este arbolito venido de oriente (que se utiliza también en la preparación de aguas tónicas amargas) es célebre por sus propiedades relajantes y digestivas. Estas plantas serán tus aliadas a la hora de caer en brazos de Morfeo…